Como un vecino más del sector, miembros del equipo del proyecto Central Frontera fueron invitados a participar de dos fiestas de fin de año durante diciembre de 2015, demostrando de esta manera la estrecha relación y el buen entendimiento que están la iniciativa de generación eléctrica y las comunidades aledañas.

 La primera se estas celebraciones tuvo lugar en en Escuela Básica de Pilguén, a 15 kilómetros de Mulchén, y fue organizada por el suboficial de Carabineros, Jorge Manqueo, perteneciente a la Patrulla de Acercamiento de las Comunidades indígenas (P.A.C.I.) Biobío. Los 20 niños que asisten a este establecimiento educacional unidocente se vieron gratamente sorprendidos y emocionados con los juegos infantiles, globoflexia, pintacaritas y regalos que los vecinos de Central Frontera les llevaron. Todos los asistentes, niños y adultos, compartieron para terminar un desayuno especialmente preparado para los más pequeños.

Pocos días después, el proyecto también se sumó a la celebración de Navidad de El Mirador, una de las comunidades aledañas a los terrenos donde se emplazará Central Frontera. Así, la empresa llegó con música, camas elásticas y juegos infantiles para que niños y grandes disfrutaran, con algunos días de adelanto, de la Navidad.