·      Central Frontera tiene un bajo impacto visual, una potencia instalada de 109 MW y una inversión aproximada de US$ 300 millones.

·      El proyecto permitirá abastecer más de 170 mil hogares.

 Los Ángeles, 25 de enero 2016.- La Comisión de Evaluación Ambiental de la Región del Biobío presidida por el Intendente Rodrigo Díaz, aprobó por una unanimidad el Estudio de Impacto Ambiental de la Central Frontera, un proyecto de pasada de bajo desnivel del tipo Run of River, ubicado en el río Biobío, en el límite de las comunas de Los Ángeles y Mulchén.

 Central Frontera tendrá una potencia instalada de 109 MW y una generación anual de 449 GW por hora, lo que permitirá abastecer a más de 170 mil hogares. Además destaca por producir energía limpia, tener una relación positiva con el medio ambiente y sus características sustentables permitirán evitar emisiones de CO2 equivalentes a la reforestación de más de 12 mil hectáreas.

La nueva central, que considera una inversión de US$ 300 millones es un proyecto de Energía Llaima en conjunto con inversionistas locales de la región del Biobío. Energía Llaima es una empresa chilena integrada por inversionistas de dilatada trayectoria empresarial enfocada en el desarrollo, implementación y operación de proyectos de energía limpia y renovable.

 Cabe destacar, que el proceso de evaluación ambiental, se hizo bajo la nueva normativa vigente desde Diciembre de 2013, cumpliéndose con todos los requisitos de ésta y respondiendo a todos los requerimientos de los Servicios Públicos involucrados en el proceso de evaluación. El proyecto ha tenido una gran acogida por parte de las comunidades vecinas, con las cuales se ha interactuado en forma continua desde  antes de la presentación al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

Respecto del proceso de construcción, se espera comenzar los trabajos a mediados del presente año. “Queremos comenzar el proceso con prontitud pues sabemos que desarrollaremos un proyecto importante también para la comunidad por cuanto se generarán puestos de trabajo directos e indirectos”, señaló Jaime Pino, gerente general de Central Frontera.